Quien a buen árbol se arrima...

viernes, 22 de mayo de 2015

El presupuesto de la Dirección de Montes (Montes e Industrias nº1 - 1930)

Hace 85 años, en Noviembre de 1930, se publicaba el primer número de la Revista "Montes e Industrias". En dicho ejemplar, en la sección de breves se incluía el artículo "El presupuesto de la Dirección de Montes" que reproducimos y transcribimos a continuación... tan lejos... tan familiar...


EL PRESUPUESTO DE LA DIRECCIÓN DE MONTES

Revista Montes e Industrias nº 1 Noviembre de 1930
Aunque hemos de dedicar a este asunto toda la atención que se merece, queremos hoy solamente dar una nota sobre el mismo —porque no pase una oportunidad probable—, con el fin de hacer recordar a quien corresponda intervenir o informar en esta materia: 
1º Que en el presupuesto de Montes (salvo rara excepción) siempre ha presidido la mezquindad y la tacañería por desconocimiento o incomprensión del problema. 
2º Que se mermó el presupuesto ordinario en más de un millón de pesetas, con la promesa que fue realidad durante dos años de compensarse con un aumento en el extraordinario. Compensación que al desaparecer éste, corre grave riesgo también de desaparecer. 
3º Que los proyectos de repoblación redactados por los servicios correspondientes a 14 Diputaciones se han parado en seco.  
4º Que los terrenos regalados para viveros por muchos organismos provinciales, tras de haber perdido el cultivo que sustentaron, no les aprovechará nadie. 
5º Que la Guardería está sometida a un plan absurdo de amortización, mal retribuida y desorganizada.
6º Que la Escuela de Ingenieros de Montes no tiene en donde alojarse, porque no puede considerarse instalada como lo está, en una casa particular sin condiciones de ningún género para el desarrollo de sus Laboratorios y Gabinetes. 
7º Que al Instituto forestal de Experiencias, que camina hacia un próximo futuro de claro desenvolvimiento y fecundo resultado, salvo el parecer de algún espíritu cavernícola y mezquino, solo atento al medro personal y a la satisfacción de ruines pasiones, es preciso prestarle toda la atención que merece, reconocida por Ministros y ex-ministros de todos los matices políticos. 
8.° Que el personal todo del cuerpo de Ingenieros y ayudantes de Montes, insuficiente a todas luces para el esbozo de política forestal que hoy se realiza e insignificante para el primer paso que quiera darse en aquella materia, vive hoy en condiciones de inferioridad notoria con relación a los demás Cuerpos similares, no obstante, que se les haya reconocido los mismos derechos y... 
24° A ver si por lo menos sacan al Director general de Montes del cuarto anterior del antedespacho de la Secretaría del Director de Agricultura y le instalan en la Dirección de Montes (hoy usufructuada por el ex-director interino anterior) ; y 
25º Que la Junta Directiva de una asociación de Ingenieros de Montes que por lo menos existía antes del día de Difuntos, se dé por resucitada y se entere de estas y otras cosas que ya iremos exponiendo y que siempre irán encaminadas a lograr el decoro y la dignidad que corresponden a una colectividad que nos importa mucho, formada por individuos que nos importan poco.

____________________________________________________________________________________________________________________